limpiar y poner a punto el aire acondicionado

Cómo limpiar y poner a punto el aire acondicionado paso a paso

Mantener un aire acondicionado limpio no solo es esencial para asegurar su eficiencia y prolongar su vida útil, sino también para mantener una calidad de aire óptima en tu hogar. En este artículo, te guiaremos paso a paso sobre cómo limpiar y poner a punto tu aire acondicionado, asegurando que funcione de manera óptima durante los calurosos meses de verano.

Paso 1: Preparación

Antes de comenzar, es importante asegurarse de que el aire acondicionado esté completamente apagado. Esto incluye desconectarlo de la fuente de alimentación para evitar cualquier riesgo eléctrico. Prepárate con los materiales necesarios: guantes, un cepillo suave, un pulverizador con agua y jabón neutro, y si es posible, un aspirador con un accesorio para cepillo.

Paso 2: Limpieza de los filtros

  • Acceso a los filtros: Abre la tapa frontal del aire acondicionado. La mayoría de los modelos tienen filtros justo detrás de esta tapa.
  • Extracción de los filtros: Retira los filtros con cuidado. En algunos modelos, podrás deslizarlos; en otros, puede ser necesario desengancharlos.
  • Limpieza: Aspira los filtros para eliminar el polvo acumulado. Luego, lávalos bajo agua corriente tibia usando un jabón suave. Si están muy sucios, puedes dejarlos remojar en una solución de agua y jabón durante una hora.
  • Secado: Deja que los filtros se sequen completamente al aire antes de volver a instalarlos. Nunca reinstales filtros húmedos, ya que esto puede propiciar el crecimiento de moho.

Paso 3: Limpieza de las bobinas del evaporador

  • Acceso a las bobinas: En algunos modelos, las bobinas del evaporador están accesibles al mismo tiempo que los filtros. En otros, puede ser necesario retirar más paneles.
  • Limpieza: Utiliza el aspirador para eliminar el polvo de las bobinas. Para suciedad más incrustada, aplica una solución de agua y jabón con un pulverizador y limpia suavemente con un cepillo suave.
  • Enjuague: Si has aplicado agua y jabón, asegúrate de quitar cualquier residuo con un paño húmedo para evitar que el jabón se acumule y atraiga más suciedad.

Paso 4: Limpieza de las aletas del condensador

  • Acceso al condensador: Esta parte suele estar en la unidad exterior. Asegúrate de que el área alrededor esté despejada de hojas o escombros.
  • Limpieza: Utiliza un cepillo suave para limpiar las aletas del condensador. Puedes usar también un limpiador comercial para aletas, siguiendo las instrucciones del fabricante. Sé muy cuidadoso, ya que las aletas son delicadas y se pueden doblar fácilmente.

Paso 5: Verificación de drenajes

  • Localización del drenaje: Encuentra la línea de drenaje, usualmente una tubería o manguera que sale de la unidad.
  • Limpieza: Asegúrate de que no haya obstrucciones. Puedes pasar un alambre o usar un desatascador químico específico para líneas de drenaje si notas que el agua no fluye libremente.

Paso 6: Revisión y prueba final

Una vez que todo esté limpio y seco, vuelve a montar todas las partes en su lugar. Conecta la unidad y enciéndela para realizar una prueba. Asegúrate de que el aire que sale es frío y que la unidad opera sin ruidos inusuales, lo que podría indicar un problema no resuelto.

Conclusión

Limpiar y mantener tu aire acondicionado no solo mejora su rendimiento sino que también previene problemas futuros y mantiene el aire de tu hogar limpio y fresco. Siguiendo estos pasos, puedes asegurarte de que tu unidad funcione de manera eficiente y efectiva, proporcionando confort durante los días más calurosos del año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad